The origin of pride

el origen del enfoque de Rare
child reading newspaper

el loro de santa lucía

En su primer día en Santa Lucía, Paul Butler caminó hasta el umbral del bosque en el extremo Norte de la isla en busca del ave que lo había llevado hasta allí. El colorido loro de Santa Lucía, una especie endémica al borde de la extinción, atrajo a Butler desde su hogar en Inglaterra para contar los loros restantes en la isla y aprender más sobre la disminución en la cantidad de individuos de la especie. Hacia 1977, el loro de Santa Lucía se había convertido en algo inusual, incluso para los isleños locales. Luego de examinar los árboles hasta el anochecer en busca de las plumas color lima, el pecho color cereza y los candentes ojos color ámbar del loro, Butler finalmente avistó un espécimen contra el cielo teñido por el anochecer.

Este fugaz avistamiento inicial quedó grabado para siempre en la memoria de Butler, que un día llegaría a ser conocido como el Hombre Loro, el joven inglés que salvó al loro de Santa Lucía de la extinción.

inspirar es nuestra metodología

Desde 1979, Rare ha realizado más de 300 campañas Pride en más de 50 países. Estas campañas se crearon para inspirar a las comunidades a enorgullecerse del ambiente y la vida silvestre locales y unirse para proteger sus recursos naturales. Cada campaña tiene sus orígenes en el esfuerzo de conservación original de Butler junto al Departamento de Silvicultura de Santa Lucía.

los últimos 100

En 1977, Butler estimó que solo quedaban entre 100 y 150 aves en Santa Lucía. Luego de estudiar la disminución de la población de loros, recomendó al Departamento de Silvicultura medidas que podían implementar para ayudar a que la población de loros se recuperara. El jefe del Departamento de Silvicultura, Gabriel Charles, decidió hacerle a Butler una oferta: regresar a Santa Lucía, trabajar como asesor de conservación del Departamento de Silvicultura y ayudar a Santa Lucía a repoblar los bosques y los cielos de la isla con el emblemático loro. Butler aceptó.

el papel clave de las comunidades

Butler propuso una serie de soluciones simples para proteger al loro de Santa Lucía: revisar la legislación sobre la especie, que databa de 1885, intensificar la multa por matar un ave —que hasta entonces era de solo cinco dólares estadounidenses— y crear un santuario para los loros dentro de una reserva forestal existente para proteger su hábitat.

Para convertir estas medidas de conservación en leyes y sostenerlas a largo plazo, el Departamento de Silvicultura necesitaba el apoyo del público. En la década de 1970, las aves eran cazadas, comidas y atrapadas como mascotas, por no mencionar que la actividad humana destruía cada vez más su hábitat natural. De haber avistado una de las aves, el niño promedio de Santa Lucía probablemente hubiera intentado alcanzarlo con su tirachinas. Butler y el Departamento de Silvicultura debían encontrar una forma de conectar emocionalmente a la población local con el ave y adoptarlo como parte de su identidad colectiva.

el nacimiento de "orgullo"

Cuando Santa Lucía se independizó en 1979, el gobierno declaró el loro de Santa Lucía como ave nacional. Butler y el Departamento de Silvicultura usaron la declaración como trampolín para un programa de divulgación centrado en el loro. Él y sus colegas transmitieron el valor y la belleza únicos del ave a los niños de aulas de toda la isla. También hicieron difusión participando como invitados en programas de radio. Crearon un loro mascota, Jacquot, que animaba cada uno de los eventos que promovían la conservación del loro. Adoptaron métodos de marketing del sector privado y los adaptaron para el público local. Así, promovieron al loro de Santa Lucía en pancartas, calcomanías para autos, anuncios en periódicos, sellos, sombreros, camisetas, cómics, postales, jarras cerveceras y llaveros. Pronto, el loro estaba en todas partes.

un impacto perdurable

Progresivamente, Santa Lucía adoptó el loro como un tesoro nacional. Entre 1977 y 1988, “la población de loros comenzó una recuperación lenta pero constante”— explica Butler. “Leyes renovadas y respeto renovado.” El Departamento de Silvicultura ha visto una explosión de conductas conservacionistas en toda la isla. Ahora, los niños se acercan al Departamento de Silvicultura con loros heridos y buscan ayuda para rehabilitarlos.

hoy, el orgullo es más fuerte que nunca

Durante años, estas herramientas de mercadotecnia social y su objetivo central — aprovechar el lado emocional del proceso de toma de decisiones de una persona para cambiar su relación con la naturaleza — han evolucionado dentro de Rare, y todavía son un aspecto central de nuestro enfoque. En 1979, Rare observó cuánto valoraba Santa Lucía su loro endémico, algo único en el Caribe, y le pidió a Butler que replicara la estrategia de su campaña para movilizar a las comunidades de otras islas a proteger sus propias aves, comenzando por el loro de San Vicente. Con el tiempo, Butler se unió a Rare a tiempo completo, donde aprovechó sus experiencias en el Caribe para crear el programa Pride y escribir su primer manual: Promoting Protection through Pride (Promover la protección a través del orgullo). Hoy, las campañas Pride de Rare apoyan la implementación de soluciones innovadoras para la sostenibilidad de las cuencas hidrográficas, zonas de pesca costeras, la agricultura orgánica y más.